viernes, 26 de abril de 2013

De perros perdidos, tenencia responsable, redes sociales y sucesos paranormales...

Si actualmente tienes un perro perdido o has pasado por eso antes, probablemente te interese leer esta historia, que es total y absolutamente real.
La de la foto es la "Blanca", es mestiza, y hace tres años mi señora (la Caro) la rescató de la calle, siendo solamente una cachorrita de uno o dos meses.
Desde hace aproximadamente un año que sale todos los días (o casi todos) a correr conmigo.
A veces salimos temprano en la mañana, otras veces salimos en la tarde-noche, dependiendo del ánimo que tengamos.
Casi siempre corremos entre 10 y 15K y los fines de semana llegamos cerca de los 20K.
Cuando empezamos nuestras salidas de running la sacaba con su correa y al pasar las semanas ya sentí que podría soltarla en algunos de los tramos de nuestro recorrido.
Ella ya estaba muy acostumbrada a salir conmigo, bien entrenada, siempre a mi lado, a mi mismo ritmo, misma intensidad y se sabía perfecto los recorridos que hacíamos. Yo, confiado, la empecé a sacar SIN correa y todo bien. Mucho más cómodo para mí, ella también se sentía más cómoda corriendo sin correa. 
Todo iba bien, las salidas se hicieron incluso más entretenidas... Hasta que...
El lunes 21 de enero del 2013 salimos con la Blanca como todos los lunes. Todo iba bien hasta que en la esquina de calle La Posada con Fray Montalba (flecha en el mapa) salieron corriendo unos 5 o 6 perros callejeros a atacar a la Blanca. Ella es muy dócil y su única manera de defenderse es arrancar. Arrancar a perderse. 
Y eso fue exactamente lo que hizo ese día. Arrancó. Y corrió como nunca la había visto correr en dirección al puente La Dehesa.
Yo intenté seguirla a todo lo que me daban las piernas pero no hubo caso... No la vi más...
Lo que vino después lo podría resumir en una sola palabra: ANGUSTIA.
Lo primero que atiné a hacer fue:
1.- Llamar a mi señora y contarle lo que había pasado para que me ayudara en la búsqueda, y acto seguido...
2.- Publicar una foto reciente de la Blanca en Twitter!
Y ahí me di cuenta de la potencia, rapidez y alcance de las redes sociales.
Unos 20 minutos después me contactó por twitter  @ESPERANZANIMAL y me pedía más información. Me contaba que justo unos instantes atrás había llegado una perrita muy asustada a su edificio y estaba tratando de entrar al ascensor! Cuando le pregunté donde vivía me doy cuenta que también era MI EDIFICIO! 
La Blanca había llegado sola y muy rápidamente a su casa pero los conserjes, al ver que venía sola y un poco alterada, la echaron de una manera no muy amablemente al parecer... Según me contaron la echaron del edificio a patadas.
Y no supimos más de ella...
La Blanca estaba oficialmente perdida...
Es realmente angustiante pasar por algo así. A todo esto la Caro lloraba a mares día y noche y estaba en ese momento con 5 meses y medio de embarazo!!!
Para resumir lo que fueron los días siguientes les puedo decir que:
1.- No dormimos
2.- No comimos
3.- (Casi) No fuimos a trabajar
Todo se detuvo, todo giraba en torno a esta búsqueda incansable de día y noche de la Blanca. Yo me hacía la pregunta: ¿Donde buscar a un perro acostumbrado a correr 10 o  15 kilómetros diarios, perdido en Santiago?
Podría estar en cualquier parte! A dos cuadras de la casa o a 40 kilómetros! Donde buscar? Qué hacer? A quien recurrir?
Y de verdad creo que lo hicimos TODO. 
Llamamos a Costanera Norte para ver si habían perros atropellados reportados en Kennedy  o autopistas cercanas y NADA. Dimos aviso en Paz Ciudadana, carabineros y bomberos del sector y NADA. 
Y obvio! Armamos una campaña de búsqueda super intensa en Twitter y Facebook y a todos nuestros contactos vía mail. 
@ESPERANZANIMAL y otras agrupaciones animalistas con presencia fuerte en redes sociales fueron un apoyo constante. Nos ayudaron a difundir muy rápidamente el cartel que hicimos para la búsqueda de la Blanquita.
Hicimos un cartel con la fecha y lugar en que se perdió, con fotos actuales donde aparecían las características más distintivas de ella: Su cadena con una chapita metálica en forma de hueso, la mancha blanca en su pecho y la mancha blanca con pecas negras en su patita izquierda...
El cartel estaba en todos lados. En serio. En TODOS LADOS. 
Empapelamos el sector donde vivimos y comunas cercanas, en las oficinas donde trabajamos, en facebook y twitter, se lo pasábamos a todo el mundo en la calle...
Además ofrecimos una recompensa interesante para la persona que pudiera recuperar a la Blanca.
A esas alturas recibíamos muchas llamadas al día de personas que decían haber visto a "un perro negro parecido a la Blanca en Rotonda Atenas, en el sector Padre Hurtado, en La Reina, En rotonda Perez Zujovic...". Y claro, al principio salíamos literalmente corriendo a todos los lugares que nos decían pero lamentablemente, la Blanca no era el único perro negro perdido en Santiago. Nos daba la impresión que TODOS LOS PERROS ERAN NEGROS! No sabíamos qué hacer...

LA HISTORIA DA UN VUELCO "PARANORMAL"
Ya llevábamos 5 días de búsqueda desesperada, estábamos agotando todas las instancias y nos llegó un "dato" que cambió el curso de esta historia de terror.
Resulta que Marisol, una vecina nuestra del mismo edificio y la persona detrás de @ESPERANZANIMAL nos dijo que conocía una vidente (sí una VIDENTE), que había sido una de las personas que había colaborado para dar con el paradero del desaparecido Jorge Matute Johns, que trabajaba a veces ayudando a la Policía de Investigaciones (PDI) buscando "cuerpos" de personas asesinadas y/o extraviadas y que en más de alguna ocasión la había ayudado a encontrar a perros perdidos.
Con la Caro nos miramos y creo que ambos pensamos lo mismo: "Bueno, ya hemos hecho todo lo que está a nuestro alcance... Por qué no intentar con la vidente?"
Y aquí es donde se pone media "paranormal" la historia y tomando en cuenta que yo y   la Caro somos absolutamente escépticos a estas cosas, es todavía más raro el tema...
Llegamos donde la vidente siguiendo las indicaciones que nos dio Marisol. El que entró a la consulta de la vidente (doña Mónica) fui yo. Ella inmediatamente me dijo: "Ahhh, tu eres acuario! Que bueno! dé qué día eres?"
Yo: "Ehhhh del 16 de Febrero"
Mónica: "Ah! qué bien! Yo soy del 17! Nos vamos a llevar bien entonces! Ya! Qué quieres saber?"
Ahí yo le conté toda la historia. Ella escuchaba atentamente.
Sacó un mazo de naipes españoles y se puso a trabajar.
Para cada cosa que quería saber tiraba tres cartas, luego las recogía y tiraba nuevamente tres cartas para responder otra pregunta.
Y partió: "Tu perra está viva y está bien. Tu perra está cerca. Tu perra está a cuatro cuadras de tu casa, no busques más lejos."
Yo no podía creer. Estaba helado. Nunca había visto nada parecido en mi vida...
Le pregunté: "Ok, está cerca, pero donde tengo que buscar? Le puedo hacer un mapa del sector donde vivo y usted me dice en qué cuadrante buscar?"
Obvio! me dijo ella, así es mucho mejor.
Le dibujé un mapa con mi casa al centro y cuatro cuadrantes de 4 cuadras en N, S, E, O.
Ella tiró nuevamente tres cartas y me dijo: "Ya! Acá está! y me indicó uno de esos cuatro cuadrantes. Yo helado...
Y siguió: "Además veo que en este cuadrante me aparece una casa celeste, cerca hay una veterinaria y una tienda de abarrotes, por ahí anda tu perrita. Tienes que buscar además entre 2:00 y 3:00 de la tarde. A esa hora la vas a encontrar!"
Yo seguía helado... y muy, MUY confundido!
Salimos de la consulta de doña Mónica. Le conté todo a la Caro, ninguno de los dos podía creer todo esto.
Y obviamente, partimos al lugar que nos indicaba la señora y JUSTO! En el cuadrante que me dijo ella había una casa celeste! y un poco más allá un negocio que vendía abarrotes y una veterinaria! Estábamos en shock! Todo lo que nos había dicho era verdad! 
Eran las 19:00 horas así que seguimos buscando un rato más y preparamos todo para buscarla el día siguiente.
Lo bueno es que ahora "sabíamos" donde buscar, incluso la hora en que debería aparecer! Se suponía que entre 2:00 y 3:00 de la tarde la íbamos a encontrar!
Yo en todo caso seguía pensando que todo esto era una estupidez y que lo más probable es que no pasara nada... Pero bueno, cuando uno está angustiado y desesperado se aferra a cualquier cosa... En fin...
Al otro día comenzamos nuestra búsqueda temprano. Recorrimos por enésima vez el sector, calle por calle, pasaje por pasaje, incluso mirando dentro de las casas por si alguien la hubiera tomado y la tuviera retenida en su casa. Pero nada...
Aproximadamente a las 14:20 le entregamos un afiche a una pareja de pololos como de 20 años, les expliqué todo el tema en 20 segundos y les dije que por favor, si veían a la Blanca me contactaran inmediatamente al teléfono que aparecía en el afiche.
Nos fuimos.
A los 2 minutos me llama la chica! Estaba muy nerviosa y exaltada y me decía: " Mi pololo acaba de ver a tu perra, era ella, la misma descripción, la plaquita con forma de hueso, la patita blanca, todo! Era ella! Era ella! Mi pololo la salió persiguiendo y se arrancó! No la pudo agarrar, corre muy rápido!!! Se fue por Las Condes en dirección a la calle Charles Hamilton!". Y justo nosotros estábamos muy, muy cerca! Volamos en el auto hacia la calle donde nos dijo la chica (que queda justo en el cuadrante que nos dijo la vidente) y cuando vamos llegando a la casa celeste divisamos a la Blanquita! Estaba exactamente a dos casas de la casa celeste en un pequeño pasaje que salía hacia Charles Hamilton!!!
Miro la hora y eran las 2:30 pm! Justo a la hora que la vidente nos dijo que la íbamos a encontrar, entre 2:00 y 3:00 pm!
La verdad no lo podíamos creer! De hecho, ya han pasado tres meses y aún no lo podemos creer... He tratado de buscarle una explicación "científica" a todo este tema... pero no hay caso. Es imposible explicarse de manera "razonable" todo esto, simplemente la vidente "vio" más allá de lo que nosotros pudimos ver y le acertó a todo. Absolutamente a TODO.

LA LECCIÓN APRENDIDA: TENENCIA RESPONSABLE 
Luego de un tiempo y más superado el trauma, volvimos a salir con la Blanca a correr. Esta vez con CADENA. Ya no la he vuelto a sacar suelta. 
Todo esto que me tocó pasar me dejó algunas lecciones y además he reflexionado mucho en torno al tema de la "Tenencia Responsable de Mascotas".
Simplemente los animales son impredecibles, pueden ser obedientes, inteligentes, entrenados y todo, pero NO SON PERSONAS y no razonan como nosotros.
Muchas veces ante situaciones nuevas, raras, amenazantes o estresantes, tienen reacciones igualmente inusuales. Un perro muy dócil puede atacar, un perro acostumbrado a correr a tu lado puede arrancar lejos, un perro que nunca sale del patio de su casa puede de un momento a otro salir a la calle y no volver más, etc...
Pero para eso estamos nosotros, los que se supone que estamos al cuidado y vigilancia de nuestras mascotas.
Si un perro ataca a alguien, o se arranca y se pierde, o cruza corriendo la calle y ocasiona un accidente, NUNCA ES CULPA DEL PERRO! La culpa es de nosotros!!!
El problema es que mucha gente que tiene animales sólo que queda con lo rico y entretenido de tener una mascota, con la compañía, la diversión y el cariño que entregan los animales, pero no sé si todo el mundo dimensione la responsabilidad que significa tener un animal.
Algunas conductas que se ven mucho y que creo que deberían cambiar son:
-Los perros NO DEBEN SALIR SIN CADENA. Punto. No hay excusas. Lamentablemente yo tuve que aprender esto de la peor manera. No pueden seguir perdiéndose perros! En verdad, es cosa de meterse un rato a twitter para ver la GRAN CANTIDAD de perros perdidos!!!
-Dueños que no se preocupan de sus perros de tamaño mediano/grande, que NECESITAN CORRER DIARIAMENTE y hacer ejercicio y que viven hacinados en terrazas de departamentos o patios minúsculos de casas, sin que los saquen a pasear más de una vez a la semana. Una vuelta a la manzana el día domingo NO es suficiente por si acaso... Incluso muchas veces veo a las nanas sacando a los perros a la calle, muy pocas veces veo a sus dueños.
-Dueños que al ver que su perro tiene conductas poco deseables (ladrar mucho, morder y romper cosas, hacer sus necesidades en lugares indebidos, etc.), en vez de intentar entender qué le pasa a su perro y entrenarlo mejor, optan simplemente por DESHACERSE DE SUS PERROS, botándolos en lugares lejos de sus casas como si fueran un objeto desechable... 
Estas y otras conductas irresponsables se pueden ver en muchas personas que no entienden que tener la custodia de un animal no es menos importante o menos demandante que la custodia de un niño.

Yo por mi parte aprendí la lección. Seguimos saliendo a correr con la Blanca todos los días, ahora CON CADENA y mucho más cuidado que antes.
Hace unas semanas participamos en la Perrotón Dog Chow y nos fue bastante bien, salimos nº 13 en nuestra categoría! Y habían más de 3.000 perros inscritos! 
Por ahora seguimos entrenando para la Perrotón del próximo año.
Nuestra meta es entrar en el top 5 de la categoría y al paso que vamos creo que es posible llegar a nuestra meta.
:)

No hay comentarios:

Publicar un comentario